sábado, 3 de diciembre de 2011

Otra vida sí es posible: el caso de Colin Beavan


Estamos acostumbrados a vivir sin plantearnos cómo hacemos las cosas, o si estamos haciendo lo correcto. Muchas veces sabemos que podemos hacerlo mucho mejor, pero nos quedamos estancados en la pregunta "¿cómo puedo hacerlo?", o también "yo no puedo hacer nada por cambiar. Yo solo no arreglaré nada".

Sin embargo, hay personas en el mundo que deciden ir a contracorriente porque consideran que sí se pueden cambiar las cosas. Éste es el caso de Colin Beavan, un ingeniero neoyorquino que decidió hacer durante un año el siguiente experimento: dejar la menor huella posible en el mundo. Para ello, durante esos doce meses, hizo cosas como regalar su televisor, compostar su basura, comprar objetos de segunda mano, cultivar sus propios vegetales, ir en bicicleta a todas partes, cambiar la pasta de dientes por bicarbonato, dejar los limpiadores del hogar y usar en su lugar bicarbonato y vinagre, no comprar comida para llevar por los envases plásticos que utiliza y un largo etcétera. A lo largo de este año la familia Beavan se ha dado cuenta de que, lo que en un primer momento era un experimento del que se informaba a través de blog, se ha convertido en una manera de vivir. Ya no quieren volver a su antigua vida y han visto cómo se puede seguir con el día a día consumiendo lo menos posible.

Vivir de otra forma es posible... ¿Por qué no lo intentamos?

Más información:
http://www.shock.com.co/actualidad/impreso/articuloshock-cruzada-el-medio-ambiente-de-colin-beavan

http://www.elpais.com/articulo/portada/Superheroe/verde/elpepusoceps/20090920elpepspor_3/Tes

http://noimpactman.typepad.com/

No hay comentarios: