martes, 17 de mayo de 2011

Algo está empezando a suceder

Algo se mueve, se palpa en las calles, se presiente. El estado actual de las cosas se desmorona cada vez más. Nos odiamos, nos humillamos y maltratamos. Nos matamos. Destrozamos la naturaleza y a los animales. Como bestias, pisoteamos todo lo que se interponga en nuestro objetivos y metas. No nos importa deshumanizarnos. No nos importa dejar de ser.
Los hechos se precipitan. Y, para colmo, esta maldita política, que nadie entiende, pero que parece regir los destinos de todos de un modo inexorable e imparable. La política que juega a la ruleta rusa con nuestro futuro. No con el mío, que soy joven, sino con el de miles y millones de personas de todas las edades, razas y religiones.

Las personas que hemos decidido tomar las riendas de nuestro futuro tenemos variadas tendencias políticas: unos optarán por el voto a partidos minoritarios para darles voz, otros votarán en blanco. Otros ni tan siquiera votarán. Pero lo realmente increíble es que todos nosotros estamos dispuestos a unirnos por una misma causa: cambiar las cosas. Este movimiento no es político, aunque muchos se empeñen en tildarlo así. Sólo queremos ser los protagonistas y los sujetos activos de cualquier acción que el poder intente llevar a cabo. No hace falta ser de una misma tendencia política para darse cuenta de que el sistema hace aguas: los jóvenes no tenemos trabajo, los jubilados no tienen una pensión digna, las personas mayores no reciben sus ayudas, el paro aumenta cada vez más, cada día muere alguna mujer a causa de la violencia doméstica y los niños tienen un futuro incierto por falta de protección y unas leyes de educación volubles y sin ninguna cordura.

Esto debemos cambiarlo.

Ya basta de que decidan por nosotros. Ya está bien de ser los conejillos de indias de los "líderes". Es hora de demostrar que sabemos organizarnos. Desde aquí pido a título personal y en mi propio nombre, por favor, a todos los partidos políticos, A TODOS Y CADA UNO DE DE ELLOS, desde el mayoritario hasta el más alternativo, que dejen de usarnos como herramienta electoral. NO ESTAMOS A VUESTRO SERVICIO. No nos utilicéis para demostrar a vuestros votantes y seguidores lo mucho que os preocupáis de los problemas sociales, porque en realidad NO OS IMPORTAN. Dejad que cada uno de nosotros decida de forma individual y personal a quién votar o si no van a ir a votar. Pero está completamente de más emplear los últimos sucesos en varias comunidades y ciudades españolas en vuestros mítines para justificar vuestra campaña. Vuestras campañas no tienen justificación, y ya es tarde para que intentéis demostrarnos que la sociedad os importa.

Llegó la hora del cambio.


M.

4 comentarios:

nanis dijo...

Tot*s feimposible que succeexi.rebeldia i llibertat!!! un a abraçada.salut i amor.

Blonde Redhead dijo...

Acabo de escuchar lo que pasó en RNE, que llamó una oyente llamada Cristina... sinceramente, espero que los locutores se hayan ido a casa escaldados, xq es una vergüenza ya lo que se está haciendo.

Sabes? de la primera persona que me acordé al enterarme fue de ti :)
Por eso he venido a leerte.
Sinceramente, espero que lo que viene acercandose sea algo positivo.
Un besel!

Anónimo dijo...

He descubierto vuestro blog por la red. Y quería invitaros a conocer la revista Utopía. La revista Utopía (http://revista-utopia.blogspot.com/) es una revista cuyo objetivo fundamental es escuchar un discurso diferente. En ella participan multitud de colectivos y grupos sociales que desean expresar su opinión sobre el mundo actual. Si estáis interesados en participar con nosotros podéis hacerlo a través del correo electrónico martinostios@hotmail.com. Enhorabuena por vuestro trabajo.

Macarena dijo...

Hola, Ly: muchas gracias por visitarme :) Aquí en Mallorca estoy ayudando en todo lo que puedo (todo lo que el máster me permite, vamos), pero es algo que nunca había visto y tengo mucha ilusión por formar parte de ello. Es muy esperanzador.
Revista utopía: muchas gracias por vuestro comentario. Me pondré en contacto con el resto de miembros de la plataforma para expresar vuestra oferta y en seguida os lo comunicamos. Muchas gracias por vuestro ofrecimiento

¡Gracias a todos!