sábado, 24 de julio de 2010


Ayer, 22 de julio, acudí a una manifestación antitaurina en la plaza de toros de Palma, ya que unas horas después iba a celebrarse una corrida en la que seis toros iban a morir. No conocía a nadie de los organizadores, pero todos teníamos un motivo en común para estar allí: poner fin a la tortura y matanza indiscriminada de los toros y conseguir que de una vez por todas todo ello dejara de ser un espectáculo para convertirse en un crimen. La performance, a cargo de AnimaNaturalis y otros voluntarios, fue una maravilla. Poco a poco los ánimos fueron subiendo y los allí presentes nos uníamos en una sola voz para gritar consignas contra la "tauromafia". Había gente que nos miraba sin más, otros que nos animaban y otros que nos increpaban, pero no importaba. Esa concentración no se hacía por la gente, se hacía por los animales, que desgraciadamente no pueden defenderse.
La tauromaquia es una vergüenza. Es realmente increíble que, bajo el epíteto de "tradición" o "cultura" se droguen, torturen y maten a unos pobres animales. Esta condena es extensible a otras fiestas de dudosa humanidad como los "toros embolaos", las que tiran toros al agua o los famosos sanfermines. Los animales no son una broma, ni payasos, ni seres inferiores a los que podemos manipular como si fueran nuestros. ¿Qué demonios nos hemos creído? No somos superiores a nadie; yo iría más allá y diría que somos inferiores, porque un ser con intelecto y capacidad de lenguaje no debería ver estas atrocidades como algo a proteger. No le deseo nada malo a nadie, pero no siento ninguna lástima cuando cogen a un torero; los toros se defienden. ¿Qué pensarías tú si te drogaran, te sacaran a una plaza y se dedicaran a pincharte mientras te desangras para, finalmente, matarte de una estocada? Poco hacen los toros para lo que sufren.

Agradezco desde aquí a los de AnimaNaturalis y a todos los asistentes por la concentración ¡Nos veremos en la próxima!

Alguien dijo una vez que quien maltrataba y no amaba a los animales era mala persona. Yo diría que mala a secas, porque no se es persona si se hacen esas barbaridades.


M.

No hay comentarios: