martes, 27 de abril de 2010

Energías

Apenas faltan dos meses para acabar la carrera. En dos meses se acabará una de las etapas más importantes de mi vida, y se cumplirá aquello que durante tanto tiempo he estado imaginando. Han sido cinco años llenos de sensaciones y acontecimientos, y necesitaba "desquitarme" de todos ellos para hacerme una purga.
Quienes hayan hecho Historia tal vez sepan de lo que hablo. La gente siempre ha hablado de temas históricos porque es "un bien cultural universal". Es cierto, pero lo que no se ve es la necesidad de que quien se dedique a hacer historia, a elaborar un discurso histórico, sean los historiadores.
La Historia es algo que puede encantar o se puede odiar. A mí, personalmente, me apasiona. Disfruto en las clases y no me supone ningún sacrificio pasarme largas tardes en la biblioteca buscando libros e información para las asignaturas y los trabajos. La Historia es leer, construir, contraponer opiniones. No es sólo "empollar" fechas, como mucha gente piensa. El trabajo de lógica que se requiere para elaborar un buen discurso es enorme. Para mí es fabuloso buscar, leer, desechar, contraponer, redactar... Y no veo el momento de poder dedicarme a ello de forma profesional.
En esta andadura han intervenido muchas personas. Unas han pasado sin dejar huella, y otras han contribuido a ser lo que soy ahora. Mis padres me han apoyado siempre, no sólo cuando les dije lo que quería estudiar, sino también todos estos años. Me animado a hacer cosas, a luchar y a ser persona.
Mi pareja me ha soportado cuando he tenido momentos de bajón, me ha sostenido y además muchas veces ha compartido conmigo mi pasión por algunos temas. Ha aguantado lecturas tediosas de trabajos y me ha ayudado a creer en mí misma.
Mis amigos y compañeros muchas veces se confunden. Con mis compañeros de carrera he compartido todas las dificultades y alegrías de la carrera y mis amigos, que no son muchos, me han seguido y han valorado mis logros.
Todos ellos me han acompañado en estos cinco años, y con todos me he hartado de hablar de la carrera que ahora estoy acabando. Porque si hay algo de lo que me enorgullezco es de apasionarme por lo que hago y estudio, y cuando recoja el título se me llenará la boca al decir que soy historiadora. Además, voy a procurar en todo momento honrar mi vocación y honrar, sobre todo, a los que tantos años llevan dedicándose a la Historia; acabar una carrera como ésta puede acabarlo cualquiera, pero hacer la Historia, aquélla que nuestros descendientes van a a conocer, y de forma correcta, es la verdadera dificultad y mi auténtico reto.


M.

8 comentarios:

Cristina Puig dijo...

Hola,

¿Dos meses? eso está hecho. Me gustaría felicitarte, yo he seguido tus andanzas como historiadora y estoy muy contenta de que lo hayas logrado.Además estoy convencida de que acabarás trabajando en algo relacionado con ello y si no me crees, tiempo al tiempo y verás (¿apuestas un kebab:)jjj.
Me ha gustado mucho tu reflexión final "hacer la historia es el auténtico reto" y saber transmitirla a generaciones futuras. Un abrazo enorme y millones de felicidades,
Cris

Tolita dijo...

Bien dicho!
Aunque te advierto que a todos nos entra el estres post-título: te preguntaras... ¿y ahora qué? Tranquila encontraras la respuesta.

Favole dijo...

¡Gracias a las dos!

Cris: lo del kebab cuando quieras xD
A decir verdad, mis andanzas están a punto de empezar... Ya veremos.
Tolita: ja ho sé això... Ja m'està entrant s'estrés que dius i encara no he acabat...

Martí dijo...

Què dir-te que pugui completar el que tu ja dius...? La millor manera d'expresar-ho potser és aquesta: de la mateixa manera que algunes persones fan que sentis vergonya aliena, és a dir, t'encomanen la vergonya a tu, sense que et sigui propia, tu encomanes el teu orgull, la teva dignitat, el teu entusiasme. Hi ha molta vida teva concentrada en aquest escrit, algunes frases guarden capítols sencers... És hermós veure que la teva és una vida més viscuda que passada, és hermós perquè l'emprompta que vols deixar en aquest món la vols deixar per tu mateixa i des de tu mateixa, des de les coses i persones que estimes, des de la teva vocació, des d'allò que en altres cultures potser seria el que et donaria el teu nom: "La que viu la Història", "La que refà la Història", "La que cuida la Història"... qui sap. Ets una persona honorable i el teu escrit ho fa patent. Enhorabona, no només per obtenir el títol d'aquí no res, sino especialment per ser la persona que ets, el millor títol que sempre puguis lluir.
Enhorabona, per la vida que estàs visquent.
Una besada.

MAGarcias dijo...

Como suele decirse en mi trabajo, cuando está hecho el 90 por ciento, solo queda el otro 90 por ciento :)
Ánimo que solo es una etapa, ahora viene lo interesante de verdad.

Carlos Pons Olivares dijo...

Ele
EleEle

El masturador burocrático simula

Arramblar

Martí dijo...

¿Qué es un "masturador"?

Favole dijo...

Martín,creo que quería decir "masturbador",pero de la emoción se ha comido la letra b,que es muy voluptuosa...