martes, 11 de agosto de 2009

Una frase aquí y otra allá









She said "i'll throw myself away,
they're just photos after all"
i can't make you hang around.
i can't wash you off my skin.
outside the frame, is what we're leaving out
you won't remember anyway
i can go with the flow
but don't say it doesn't matter anymore
i can go with the flow
do you believe it in your head?
it's so safe to play along
little soldiers in a row
falling in and out of love
with something sweet to throw away.
but i want something good to die for
to make it beautiful to live.
i want a new mistake, lose is more than hesitate.
do you believe it in your head?
i can go with the flow
but don't say it doesn't matter anymore
i can go with the flow
do you believe it in your head?


Go With The Flow. Queens of the Stone Age.


Gracias a Pelo-Seto, Toni, Alex y Nando por darme a conocer esta canción y por tocarla tan magníficamente bien. Sobre todo el cantante, que tiene una voz que... (suspiros)



El mundo se ha vuelto loco, pero no loco en el sentido de maravilloso, sino en el peor de los sentidos. La gente desconfía de todo el mundo, las personas caminan como borregos y, en un afán por pisotear al vecino, venden su alma al diablo para que éste actúe como sicario.

A veces prefiero refugiarme en mi guarida con un botellín de cerveza, la música a toda pastilla y pasearme mientras me desnudo pensando en el Bien y en el Mal. Relativizando y esas cosas. Esos momentos me sirven para desintoxicarme de eso llamado sociedad. Me vuelvo cínica, irónica, y a veces hasta un poco borde.

Por suerte, me lo recuerdan, y pongo lo pies en el suelo.



A veces me gusta pensar que sólo existimos tú y yo en esta maraña de cosas, y que sólo nosotros podemos deshacernos de lo exterior.


Me gusta encerrarme y ver tus cosas, estar con otra gente a la que siento como mía. Es cuando veo siento que la vida es mucho más amable de como suele ser.

Me gusta encender fuegos en nuestra habitación. Ver arder el colchón. La chamusquina de después. El olor a pólvora contigo es afrutado.

A veces me ando con tonterías, pero sólo cuando me lo puedo permitir. Sólo cuando el aire huele a algdón de azúcar.

Cuando me harto del mundo, recurro a ti, y es entonces cuando quiero oirte cantar con tu voz rasgada y teatrera. Cierro los ojos y el mundo deja de ser redondo para dispersarse en forma de partículas diminutas

I can't wash you off my skin


Y mientras, los días siguen pasando, y debo relativizar para no volverme majadera ni volveros locos a todos.

Soy una tipa rara, pero ¿quién no es raro hoy en día?

M.


1 comentario:

Carlos dijo...

Discúlpame la tardanza en agradecerte tu paso y comentario en Los Magos.
¿Sei italiana? :) Es que no solo Italia sino especialmente Venecia significan mucho para mi.

Lo que dices en tu artículo, aparte de ser cierto, lo triste es que no "" vende como para ser noticia en primera plana salvo en algun rincón perdido de algun documental en madrugada. Y está pasando! El mundo se aisla cada vez mas del mundo arropado en el miedo a perder lo que se tiene: el bienestar.
Es curioso pero en los minibunkers que son los asientos del bus ponle un portatil a cada persona y no pararían de comunicarse tecleando, mas sin ellos las bocas permanecen en silencio.

No, no eres ni mucho menos rara, mas bien un grito de esperanza.

Un abrazo