sábado, 20 de junio de 2009






Aujourd'hui j'ai un peu de vie.

Il n'y a pas plus rien de tristèsse

Personne a demandé pourquoi

Mais aujourd'hui je bois un peu de l'eau

l'eau pour vivre



Où est-elle?


Je ne suis pas dans mon lit

Je suis dans son corps

hereusse

Je t'ai trouvé




No logro entender por qué, aunque a veces hables en una lengua que no entienda, yo te entiendo.

Y cuando no me molesto en entender nada es cuando lo entiendo todo.

Es cuando tus pasos me suenan a las notas de Para Elisa, o tu voz me recuerda a las canciones de Joe Dassin.

Y todo se para de golpe.

Retengo en mis manos los ecos de tus palabras, para soltarlos por la noche mientras duermo y así poder oírte en mis sueños.

¿Parece algo onírico?



Oh.


Lo siento. La realidad no es mi fuerte.


Si cuando camino por la calle me fijo en todas y cada una de las moléculas que la componen, cómo no saberse de memoria tu cara. Es como el mapa de mi habitación.


Y tú eres mi casa.


M.

No hay comentarios: