lunes, 4 de mayo de 2009

Un cuento contemporáneo para mentes enfermas




Una de brujas.


Están en todas partes. Durante el día son seres comunes que apenas dejan a la vista su auténtica condición. Pueden intuirse, pues es difícil que puedan ocultar su mirada depredadora, pero se esconden bajo sus pantalones pitillo y sus bailarinas. Pero cuando llega la noche se transforman.
He aquí un prototipo de chica-bruja. Cuando el reloj da las diez campanadas, después de la cena, la pequeña se da la ducha de media hora de rigor y, semidesnuda y su toalla envuelta en la cabeza, inicia su proceso. Imprescindible la raya negra en los ojos y una sombra llamativa. Maquillaje hasta aburrir y un color de labios discreto, que para llamar la atención ya lleva su brillante piercing. Escote imprevisible y pantalones que marquen hasta los lunares. Pelo suelto y a lo loco. Libro de pociones de marca colgado bajo el brazo y a la carga. La chica-bruja se sube en su escoba, enciende el motor y surca los cielos, preparada para la caza nocturna.
Los bares están hasta los topes. La música retumba y en un momento cualquiera del día parecerían los sonidos más horrendos que pudieran escucharse. Pero es fin de semana, y la gente está para todo menos para tener sentido musical. Todo se baila de cualquier manera y en cualquier lugar. Es en esos momentos cuando ves a tu amigo heavy-metalero cargado de pinchos bailando David Bisbal. Ya lo dijo el gran sabio Adidas: Impossible is nothing.
La chica-bruja ya se ha encontrado con sus otras amigas del aquelarre y juntas inician la caza. Beben una poción detrás de otra, y miran sin parar a todos aquellos mortales que dirigen su vista a su escote. Para no verlas. Ellas sonríen y beben y beben, y la chica-bruja empieza a sentirse dispersa. De pronto, divisa a una posible víctima para la quema: un chico que a duras penas se mantiene en pie, un popero consumido por litros y litros de Heineken que espera apoyado en la barra a que aparezca el ángel redentr que de una vez por todas le provoque el vótimo liberador. Ella, trastabillando y salpicando con su poción a todo el mundo, se le acerca. Intercambian palaras, que ella no entiende y que él no oye, hasta que la chica-bruja pronuncia las palabras mágicas, mientras el chico prefiere centrarse en la delantera.
La lengua de lagarto de la chica-bruja se desliza sibilina en la boca del pobre niño. Empieza la quema; sus pantalones ya están ardiendo. A ritmo de guitarras eléctricas, ambos se marchan a un rincón oscuro, el baño, por ejemplo. Los baños de los baretos por las noches siempre esconden lo más oscuro del ser humano. Se besan, se abrazan. La chica-bruja saca un condón per, cuando quiere darse cuenta, le sobreviene una arcada gigante. El pobre popi la imita. Fin de la caza. Sin darse cuenta, se han quemado ambos.
la chica-bruja no sabe dónde amanecerá mañana. A lo mejor atada a un poste, en una hoguera, mientras el atroz dolor de cabeza no le deja respirar. Tal vez se pasara con el aliento de sapo*...


M.






*Pesadilla antes de Navidad.

3 comentarios:

Martí dijo...

Justament aquest cap de setmana he fet un munt de descobriments, i un d'ells ha estat aquesta cançó, de la qual no sabia el títol la primera vegada que la vaig escoltar, però que te un tema força evident. La pots trobar a goear. A mí me sembla brutal, ara que a mi tot el que sigui bogeria musical me motiva bastant. No sé, esper que almenys et faci gràcia. Te deixo la direcció i també la lletra.

http://www.goear.com/listen/cee0934/Witchs-Song---I-am-your-pussy-Gong

Gong - Witch's Song/I am Your Pussy

I am your pussy
You are my tramp
Don't want to fuck you
Just hear you run
Miow... miow... miow...
You can be a cat too

Not often lonely
As you see
I'm a cat with a flat cap
Be careful or I might scratch you
Or turn into a witch
And fly away on my broomstick

I only want to know you
I only want to lick you
I only want to feed you
Every bit of fish and chips that I can find to feed you
Give it to you

I am your pussy
You are my tramp
Don't want to fuck you
Just hear you run
Miow... miow... miow...
You can be a cat too

Shadow tied to a tree
Sometimes I slide away
To be free
Cover you with a warm dark mothering
Fill you with animal love
Carry you away into the sky

Cos I love you love you love you
Even though you make me freeze
And you say I'm only just a dog
Who can't control his fleas
And I love you love you love you
On the roofs and on the floor
And I really can't believe
That we have never met before

I only want to know you
I only want to lick you
I only want to feed you
Every bit of fish and chips that I can find to feed you
Give it to you

Salut!

Gittana dijo...

ahs!!!!
ains!!!
niña... no quieres que duerma???

ha ha ha ha ha!!!! yo trabajo en un bar!!! y mira que van toa clase de brujas!!!!

Darka Treake dijo...

ajajajaja

Qué bueno Macarrón!!
Me ha gustado mucho, una buena metáfora, por patida doble. De la caza, de brujas y de hombres, jojojo.


muuy bueno, en serio.
1bsoteeee
Darka.