viernes, 24 de abril de 2009

Primeros esbozos de Los dioses materiales

Imagen: Augusto como Pontifex Maximus


¡Hola, holita!

Como ya os comenté, he iniciado el ambicioso proyecto de perfilar la redacción de una novela histórica, cuyo título provisional es
Los dioses materiales. Va a estar ambientada en la Roma clásica, y el núcleo de la sinopsis van a ser los enfrentamientos entre castas sacerdotales. Es un tema complejo y que requiere muuuucha información. Aquí os dejo un breve esquema de los colegios sacerdotales existentes en Roma y que participarán de forma activa en la historia. Antes de ello, sin embargo, cabe decir que en Roma hay que hablar de sacerdocios diversos, ya que hay una gran variedad de dioses. Cada sacerdote tenía su especialidad, que transmitía dentro de su colegio de generación en generación.
Los sacerdotes no eran muy numerosos, ya que el culto familiar se realizaba a cargo del
paterfamilias. En el culto público eran los magistrado quienes presidían las ceremobias litúrgicas y quienes desempeñaban la parte principal de los actos religiosos.

Sacerdocios:

-
Augures.
El cargo de augur era muy deseado porque no sólo no era incompatible con el de magistrado, sino que además acrecentaba su valor para la comunicación personal y directa con el dios. Opera, en principio, sobre signos naturales, pájaros en particular. También inauguraban de forma ritual ciudades o templos, realizaban ceremonias, etc.
- Pontífices.
No sólo tenía atribuciones religiosas, sino también administrativas y jurídicas. Se ocupaban del banquete sagrado (epulum) de Júpiter, y presentaban su asistencia técnica a los magistrados.
- Flamines.
Eran 15. Los primeros eran flamines mayores: Los de Júpiter (flamen Dialis), Marte y Quirino.
El flamen supremo debía estar siempre preparado para sacrificar. Por estar al servicio del Cielo libre y puro, no podía llevar ningún tipo de atadura, ni siquiera un anillo. No podía consumir ni alimentos ni bebidas fermentadas. No podían tocar a un muerto ni participar en funerales. Si perdían a su mujer, abandonaban la función. No podían tocar a un caballo y tenía prohibido jurar, desvestirse al aire libre, ver o nombrar a la cabra...Los flamines de Marte y Quirino tenían menos imposiciones.
- Rex Sacrorum.
Con su mujer, disfrutaba de un puesto vitalicio. Era ante todo sacerdote de Jano y presidente de una asamblea arcaica, la Comitia Calata.

-
Otros sacerdocios de menor importancia para la historia de Los dioses materiales son:

-
Vestales
- Saliares
- Feciales
- Fratres Arvales
- Lupercos
- Sodales Titii.

Bueno, tampoco me olvido de los seviros augustales, colegio de seis miembros existente desde la época de Augusto y formado esencialmente por libertos. Este colegio será uno de los protagonistas...

Hasta aquí lo que os puedo contar. Espero que esto os haya servido para orientaros un poco.

Bibliografía:

- BAYET, J.:
La religión romana. Historia política y psicológica, ed Cristiandad, Madrid, 1984.
- GUILLÉN, J.:
Urbs Roma. Vida y costumbres de los romanos. II- Religión y ejército, ed. Sígueme, Salamanca, 1980

1 comentario:

Cristina Puig dijo...

Jur jur jur...pinta pero que muy bien esa novela. ¿Como va? Ayer vi "Déjame entrar" y me acordé mucho de ti, que brutal! me encantó cómo trata el director el tema, es cierto que no es la típica peli de vampiros, y la niña se merece un oscar! Una peli excepcional.

Un besote,
Cris