lunes, 9 de febrero de 2009









El hombre...

El hombre, abrumado por su propia soberbia, busca salir de la Tierra, cruzar la estratosfera y llegar al espacio. Busca conquistar la luna y las estrellas.
El hombre, envidia el chalé del vecino y el coche de su primo, y cuando ve a sus padres piensa cuánto le dejarán de herencia.
El hombre cree que puede saberlo todo y alcanzarlo todo. Ingenieros, arquitectos, científicos biomoleculares, filósofos... Creen que pueden conocer hasta el más íntimo secreto de la tierra. Piensan que su superioridad les hará conocedores de todos los saberes y que obtendrán una fuerza tal que arrancarán las entrañas al mundo para exponerlas, triunfantes en las vitrinas de su casa.
El hombre... Casa a sus hijos con jovencitas ricas y de buena familia, más por el gusto de insinuarse que por el futuro de sus retoños...
El hombre, que contempla impasible su propia destrucción y se jacta de ella.
El hombre se cree ser muy complejo, porque es superior y porque lo conoce todo...

Ja.


Ante todo eso, el hombre no encontrará explicación a por qué ama a esta persona y no a ésa. Deseará no estar solo, y aunque presuma de lo contrario, por las noches se preguntará dónde está el trozo que le falta de su alma. Cuando lo encuentre, obtendrá la felicidad absoluta; estará completo, y hallará paz en las cosas más simples, como leer a la luz de un flexo, con un felino susurrándole al oído, mientras espera que suene el ruido que hacen las llaves al encajar con su cerrojo: la llegada.
El hombre creerá que lo ha visto todo, pero todo será nada cuando esa persona le mire a los ojos, desnuda en cuerpo alma, y pronuncie su nombre de tal manera que uno pueda notar cómo su propia circulación se detiene.

De todas las estupideces del hombre, hay dos terribles: querer comprender el amor, y maltratarlo.


M.



P.D.: gracias.

5 comentarios:

RoseBud dijo...

Macarena, estás que te sales!! que lo sepas!!

feriluc dijo...

...solo se q uno no sabe valorar lo q tiene... hasta q lo pierde...

aki un maldito blog ...

nos vemos...
http://lnfernalia.blogspot.com/

in the hell!!

Darka Treake dijo...

Cuántas palabras ciertas!!!

Me ha gustado tu disertación en contra de la aspiración humana, jeje.
muy bueno macarrón.

Espero que estés bien.
un abrazo fuerte!!!
Darka.

Martí dijo...

Yo diría que querer "comprender" algo que no está sujeto a comprensión (a racionalización) ya supone un gran maltrato. Acaso el peor.

Supongo que hay más cosas en el cielo y en la tierra, Horacio, de las que pueda soñar tu filosofía (o algo así).

Lo cual me parece estupendo y precioso.

Una de esas cosas ha de ser, seguro, el amor en los términos que describes de forma extaordinaria.

Para mí todo un misterio que, desde mi pequeño santuario contemplo con una sonrisa sincera y llena de afecto cuando aquello que contemplo también es sincero.

Y por ello hermoso.

No es una quimera. Los lobos saben algo de eso. Sin, necesariamente, comprenderlo.

Dicha que perdure para ambos. Pongo este deseo por escrito en las estrellas.

Anónimo dijo...

A veces cuando abrimos las heridas, suturan solas. No siempre el amor es eterno, pero tampoco el odio lo es. Cuando escogemos un camino diferente, siempre nos ponemos a pensar que pasaría sí hubiera elegido el otro...