jueves, 23 de octubre de 2008

La chica, el chico y el misterio del frasco (desenlace)


AMOR


Me mirabas con una mezcla entre extrañeza y sorpresa, sin acabar de entender muy bien mi petición.

- Esto... Dices que, que... ?Que tú también quieres tener el frasco?
- Sí, eso es. Es tan tuyo como mío, ¿no?
- Mmmm... Lo cierto es que sí.
- Pues no me parece justo que siendo así, tú lo puedas guardar y yo no.

Me observabas fijamente, mientras te goteaba el pelo a causa de la lluvia. De repente, se te iluminó el rostro, y una pícara sonrisa asomó en tu cansada y mojada cara. Parecía que se te acababa de ocurrir una idea fantástica y tenías serias intenciones de compartirla conmigo.

- Está bien, ambos guardaremos el frasco, pero hay algo que debes saber-Intentaste ponerte solemne.-Para que el frasco no sufra peligro alguno, antes debemos demostrar que estamos preparados para guardarlo conjuntamente, y para ello, debemos unirnos en una sola persona, un sólo ente...
- ¿Estás insinuando lo que yo creo que estás insinuando?

Deduje que así era cuando empezaste a reirte a carcajadas y caíste en un charco.

- No hace falta que te andes con tantos rodeos para decirte que quieres que nos acostemos.

- Ya, pero admite que así es más divertido.

Me levanté y te tendí la mano para ayudarte a que te incorporaras.


No importó secarme con toalla alguna, ni que tomara algo calentito para quitarme el frío de la lluvia. No hizo falta que me secara el pelo con el secador. Tú, las sábanas y nuestras ganas hicieron que me secara, incluso hasta quedarme sin aliento.


FIN

M.

2 comentarios:

Darka Treake dijo...

ajajajajja

Al final todo tenía que terminar en una cama...
jajajaj
¿Hay mejor final?

Bonita historia.
Lo mejor, sin duda, el frasquito, el significado, la idea...
Muy bueno, en serio.

1bsito fuerte desde tierras volcánicas!!!
Darka.

Gittana dijo...

HAPPY HALLOWEEN!!!!

no importa que sea en la cama!!!!