miércoles, 7 de mayo de 2008

Canción: Lo que te diría si me oyeras

Piensas que por no hablar siento menos,
pero menos es nada,
porque aún piensas en mi.
Tenté a la suerte, jugué a las cartas,
pero vi las tuyas e hice trampas.
Ahora, en la playa, te miro:
tú en la arena, yo en el agua
¿Qué quieres que le haga?
Caminas, pero te marchas;
sólo te mojas los pies.
¿Acaso temes que algo te maree?
El corazón no se moja si no entra agua por la boca.
Si me oyeras te diría
zambúllete sin nadar lejos,
pero tú estás en la arena
y sólo ves los reflejos.
Si te acercaras te susurraría
sumérgete y bucea;
yo no soy una sirena
ni te atraparé en el tiempo.
Ahora el mar está en calma,
y el agua me llega a los pies.
Podría salir y saludarte, decirte la verdad,
pero algún marinero me ha dicho
que ya no sabes nadar...
Me quedaré en el agua con el rumor de las olas
mirándote a ti y a tu arena,
jugando con las caracolas.
Te diría tantas cosas
si volvieras a nadar

No niegues que en el fondo
quieres venir al mar...




ENTRADA EDITADA: venga, os propongo un juego: a ver quién adivina a quién pertenece esta canción... El que lo adivine... Un premio :)

3 comentarios:

- BB - dijo...

El oleaje de un sentimiento profundo e imperecedero se ha apoderado por estos días de mi sentir... Ahora soy una convencida que esta playa - mi playa - por largo tiempo recepcionó el golpe de olas y mareas, y no ha sido sino hasta ahora que me decido a zambullirme en ese mar calmo y aceptante...
Leer tu intervención en este universo rememora días que creía álgidos en mi corazón.
Un abrazo,
BB.-

Gitana dijo...

Creo que perdí... no lo se...

Asrham Rayeuk dijo...

Piensas que por no hablar siento menos...

Me mataste con esa frase, como es posible que mi silencio, yo que hablo tanto, yo que le dedico soliloquios nocturnos, yo que le leo mis letras antes de dormir.

Si es cierto que yo no hablo en su presencia, pero eso no hace que la ame menos.

Y que curioso post, hace unos dias hablaba del mar, tan mitico, amante de la luna que define su humor de acuerdo a su brillo.

Espero no volverme una naufraga de su mar.