martes, 15 de abril de 2008

Mallorca Fantàstica

Bueno, como ya os dije, voy a hacer un resumen muy muy personal de lo que han sido estos 5 días de Mallorca Fantàstica para mi.
El miércoles empezó con unas proyecciones (El final de la Ruta... qué gran corto, si señor), entre las que se incluía Tirant lo Blanc. Lo cierto es que yo ya la había visto, pero nada comparable con verla al lado de Pablo, con Joan Arbona y su politono del pájaro loco sonando en las escenas más eróticas con el señor Biel Pol gritando a viva voz ante la discutida bella desnudez de Victoria Abril... En fin... Lo mejor de todo es que yo llegué a mi casa a las 3 y algo de la mañana.
Al día siguiente había más proyecciones de cortos, y el viernes más de lo mismo, con la conferencia de Francisco Argente sobre leyendas y mitos de las Baleares. Me gustó tanto que un domingo de estos vamos a ir a su casa de Montuiri a divagar durante horas del mundo céltico. Me encanta.
El sábado vino la marcha. A las 8 de la mañana estábamos Christian y yo en la Misericordia, Christian con ojos de sapo y muerto de hambre y yo en mi mundo (me había dejado el móvil en casa). Cogimos el coche oficial (que vaya pedazo de coche) y de camino al aeropuerto a buscar a Vicente Aranda (¡señor Aranda, señor Aranda!) y a Nacho Ares. De allí al hotel, del hotel a la Misericordia, a Palma, vuelta al aeropuerto (bocata de tortilla en la cantina incluido), otra vez al hotel y de allí de nuevo a Palma... Llegué a tiempo para escuchar la conferencia de Nacho Ares, ponerme histérica con la mía y... Ale, de conferenciante con Aranda, el pelirrojo Morellón y Cristina Puig ¿Balance? Para haber improvisado no estaba mal... Exceptuando los gestos a lo controlador aéreo de Toni, todo bien.
Y bueno, en este apartado agradecer las funciones de copiloto que hizo Chris, acompañándome todo el día de arriba para abajo con esta gente y haciéndome más amena la travesía con sus ¿inteligentes? ocurrencias... Es broma, hombre.
La noche llegó con una dimoniada bestial (ahí tenéis alguna foto) y vuelta a la cama a las 3 y media de la mañana... Ains, me gusta trasnochar...
El domingo estuve toda la mañana con Nacho, Toni, Chris y Alex. Estuvimos intentando calmar a Christian sin éxito, pero finalmente bordó su participación en el coloquio (esta frase me ha quedado tipo crónica de diario). Por último, la gala de clausura con Priscilla Hernández y la entrega de premios. Nuestro alabado Alex se llevó un premio por su obra Caecus. Eres un maestro de la pluma, querido ángel pelirrojo de la oscuridad (lo digo por las alas negras que se puso al salir... Es que ya era medianoche y a esas horas somos duchos a decir/hacer tonterías...
Creo que no me dejo nada... Y si me dejo algo, es totalmente a conciencia...
Próxima entrada: seguimos con el cuento del reino de Dragandel...

1 comentario:

Darka Treake dijo...

ajajaja

escueto, pero gran resumen de 5 días intensos...

Y de nada por el tute que nos pegamos, y asias por lo de que se bordó la conferencia, en lo que discrepo.

bona niiiit!!
Darka.