lunes, 14 de abril de 2008

Ireth

Ni siquiera los rayos del sol rozando las montañas
ni los montes, ni las costas,
alcanzarían belleza tamaña.
Tus largos cabellos al viento lanzan figuras angostas
y tus labios ocultan la dulce hidromiel.
Sueño cada noche con el camino de tu piel,
que recorro bajo la luna hasta el amanecer.
A tu lado yo no entiendo de tristezas o pesares
y al contemplarte compongo los más hermosos cantares.
¡Oh! ¡Mírame! ¡Escúchame!
Tu indiferencia es el mayor de mis males.
¡Ámame! ¡Enamórate de mi!
Si eso algún día ocurre,
mi alegría correrá a laudales...
Chrétien de Pickmarilion

Este personajes es uno de los principales del nuevo cuento que estoy escribiendo, y el poema es para la persona de la que está enamorado, Ireth of Dorthonion, del reino de Dragandel...

2 comentarios:

Darka Treake dijo...

Esta entrada me ha encantado...
Es preciosa.

Sigue escribiendo así de bien...
Y sigue contándonos sobre este cuento!!

1bsito
Darka.

Beauty Beat dijo...

Me has honrado con tu presencia en mi espacio. Gracias por tus palabras y por coincidir con aquel encantamiento balsámico que produce el eco de Rèquiem de Mozart...
Me ha encantado aquella forma de introducción a aquel cuento que has empleado y que me deja las ansias hurgar en él apenas puedas publicarlo. Ten por seguro que de ti seré una fiel y asidua lectora.
Un abrazo desde éste, mi lejano continente,
Beauty Beat.-