domingo, 6 de abril de 2008

Deseo



Donde se acaba mi boca
empezarán tus labios,
comenzará el momento
cayendo en la rutina.
El movimiento tan mojado,
tan urgente, tan seguro, tan ausente.

Tan pausado,
me has mojado,
me has mojado,
me has mojado el corazón por un instante,
tan ausente, tan pausado,
me has mojado el corazón por un instante.
Iván Ferreiro. Canción mojada.



¿Qué es el Deseo? Una pasión irrefrenable que quema las venas como el ácido y corrompe cualquier posibilidad de pensar con claridad.
Cuando dos miradas se hablan, dos bocas se juntan y dos cuerpos hablan el mismo idioma, no hay nada que impida que el Deseo nuble las cosas... Pero también las haga más claras.
¿Alguna vez has experimentado un Deseo tan fuerte que te ahoga y se aprisiona? ¿Alguna vez has sentido ese Deseo contenido, la ansiedad de tener que controlar tus verdaderos Deseos? Es una situación complidada...
El Deseo te introduce en una espiral de emociones, de sentimientos, y terminas por no acordarte ni siquiera de lo que pensabas antes. Es algo peligroso, pero irresistible. Una y otra vez, sin parar, no queriendo terminar el momento, enganchado a ese borbotón de locura que invade tu interior... Bienvenido a la espiral.
El Deseo se toca, se muerde, se saborea y no puedes decidir cuándo empieza o cuando acaba. si se apodera de ti, lo sientes siempre, con mayor o menor intensidad, pero siempre está ahí...
Ahora que sabes lo que es el Deseo... ¿Entrarías en la espiral?

Imagen: el personaje de Deseo del comic The Sandman, según Neil Gaiman

4 comentarios:

Darka Treake dijo...

"¿Alguna vez has experimentado un Deseo tan fuerte que te ahoga y se aprisiona? ¿Alguna vez has sentido ese Deseo contenido, la ansiedad de tener que controlar tus verdaderos Deseos? "

Yo sí...

No podrías haberlo descrito mejor.



Darka.

PS: ¿Es una espiral con retorno?

Favole dijo...

mmmmm... Es difícil de decir si tiene retorno o no... Cuando estás metido/a de pleno en esa espiral la verdad es que no ves ningún tipo de retorno... Además, debes distinguir: ¿quieres tú regresar o no? Eso también es importante... ¿Quieres salir de ahí o no? Hay un tanto por ciento de Destino y otro de decisión personal. Lo bates bien y ahí tienes el resultado...

Beauty Beat dijo...

Espiral sin retorno que te lleva al abismo de delicias inconmensurables. Te ciega, te adormece, te encanta, te lleva... te mata.
Mientras puedas, mientras quede una fina hebra de razón entre tanta emancipación, recordad que todo entusiasmo siempre es pasajero, siemrpe que éste sea saciado hasta exprimir la última gota de desenfreno.
Plenamente identificada con tus palabras.
Pasa por mi blog.
Un abrzo,
Beauty Beat.-

Favole dijo...

Cuando entras en la espiral, pocas hebras de razón y cordura quedan...las fuerza las rompe todas.
Dicen que el Deseo es un instinto; yo no lo veo así, ya que empieza con cordura, aunque acabe cno la sinrazón. Sin embargo, todo en tu interior encaja, todo, sin saber por qué, tiene sentido, y de repente quieres ir hacia una misma dirección. El Deseo es, para mi, de lls sentimientos más intensos en increibles que hay.


Me alegro que te haya gustado mi entrada, ten por seguro que voy a ver tu blog ;)