martes, 29 de abril de 2008

M. Los Piratas





Esta canción me encanta.Primero de todo porque se llama M, como mi inicial.Segundo, porque la letra es fantástica, perfecta, apropiada... Lo que queráis. Tercero: porque la canta uno de los cantantes (perdón por redundar) que más me gustan: Iván Ferreiro, en esta etapa junto a Piratas. Escuchad la letra y flipad. Todas las letras de Piratas primero, y Ferreiro después, tienen un hueco en mi día a día; es increible como escribe este hombre... Estoy deseando ir a un concierto de él, y por poco que pueda me busco un hueco y el día menos pensado cojo y me voy a verle. Como siga de conciertos este verano, yo pillo una mochila y me voy... ¿Alguien me acompaña?


Firmado: M



Mi amor se cae al suelo y no se queja demasiado
Podría ser peor se dice y sigue caminando
Mi amor jugaba a ser mayor mucho antes de llegar
y expresa en una mueca que está harta de esperar
'pero no importa estaré bien si tú te quedas a mi lado'
Y disimula recogiendo su amor propio destrozado
Mi amor dejó el colegio porque dijo que era caro
'nada he aprendido y ya me estaban fastidiando
Empezaré cualquier empresa y cuidaré de que estés bien
Tú quédate conmigo sólo tienes que aprender'

'M' está segura de que todo irá mejor
pero nunca pasa nada y aún seguimos siendo dos
'M' está tranquila porque dice que es mejor
pero nunca he estado solo y esta casa es para dos

Yo tocaba fondo y me dormía en la cocina
'M' me abrazaba y se tumbaba encima mía
'no te preocupes que esto pasará, mañana estarás bien'
Y me cogía la cabeza y la metía en su jersey

'M' nunca dudó que me quería a pesar de todo
pero el día que se fue no le importó dejarme solo
'lo hago por ti' me dijo 'ya verás sin mi estarás mejor'
Y me dio un beso en la mejilla cogió la puerta y sonrió

'M' está segura de que todo está mejor
pero nunca he estado solo y esta casa es para dos
'M' está tranquila porque dice que es mejor
pero nunca pasa y echo de menos su amor
'M' está tranquila porque todo irá mejor
pero nunca he estado solo y esta casa es para dos
'M' está contenta porque dice que es mejor
pero nunca pasa nada y nunca más seremos dos.



Entrada editada. Gira de Iván Ferreiro:

JUNIO

20 DE JUNIO
Sarria (Lugo).

21 DE JUNIO
Santiago. Multiusos Festival Heineken.

27 DE JUNIO
Orense.
JULIO

18 DE JULIO
Noia (A Coruña)

19 DE JULIO
Puerto de la Cruz (Tenerife)

25 DE JULIO
Santander
AGOSTO

9 DE AGOSTO
Viveiro (Lugo).
Festival Heineken.

16 DE AGOSTO
Aranda de Duero (Burgos).
Sonorama.

23 DE AGOSTO
Arenas de San Pedro.
Ecopop.
SEPTIEMBRE

26 DE SEPTIEMBRE
Alhama de Murcia

Venga, ¡¿quién se anima??

domingo, 27 de abril de 2008

He ido marcando...(Pablo Neruda)

Hola:
Lo siento, hoy estoy más bien parca en inspiración... Llegar a casa a las 6 y media de la mañana no es compatible con mantener la cabeza lúcida... Qué malos (y divertidos) son los excesos. Pero bueno, al menos sigo latiendo (yo lato, tú lates, él late...): es mi pequeño guiño al chico que le dolía el corazón y mi respaldo en la hamaca. Hacía muuucho tiempo que no me reía de esa manera... Gracias a una parte por la invitación, y a otra parte por las charlas/risas. Dreu for president.
Como no ando con mucha inspiración, os dejo un poema de Pablo Neruda que me gusta mucho y dice más todavía.

He ido marcando con cruces de fuego
el atlas blanco de tu cuerpo.
Mi boca era una araña que cruzaba escondiéndose.
En ti, detrás de ti, temerosa, sedienta.

Historias que contarte a la orilla del crespúsculo,
muñeca triste y dulce, para que no estuvieras triste.
Un cisne, un árbol, algo lejano y alegre.
El tiempo de las uvas, el tiempo maduro y frutal.

Yo que viví en un puerto desde donde te amaba.
La soledad cruzada de sueño y de silencio.
Acorralado entre el mar y la tristeza.
Callado, delirante, entre dos gondoleros inmóviles.

Entre los labios y la voz, algo se va muriendo.
Algo con alas de pájaro, algo de angustia y de olvido.
Así como las redes no retienen el agua.
Muñeca mía, apenas quedan gotas temblando.
Sin embargo, algo canta entre estas palabras fugaces.
Algo canta, algo sube hasta mi ávida boca.
Oh poder celebrarte con todas las palabras de
alegría.
Cantar, arder, huir, como un campanario en las manos de un loco.
Triste ternura mía, qué te haces de repente?
Cuando he llegado al vértice más atrevido y frío
mi corazón se cierra como una flor nocturna.


Recomendación musical: Canción sin con pasión, de Ivan Ferreiro. Atención a la melodía del principio y a la letra...

miércoles, 23 de abril de 2008

Entrada metafísica

Hoy me ha dado por ahí, por poner aquí cosas sin aparente sentido, pero con una conexión clara en mi cerebro. De esas cosas que pienso y pienso sin parar que que no salen; el como si se quedaran enredadas en el aro de mi labio... ¿Es una historia? ¿Son sólo ideas? Juzguen ustedes mismos.

Suspuestamente estamos en un mundo con reglas. Normas invisibles que en teoría debemos cumplir, como "No te acostarás con la novia de tu amigo" (o en su defecto "No te acostarás con tu amigo"), "Querrás a tu mujer siempre", "No te enamorarás del rollo de una noche", "La Justicia es para todos", "Cada uno tiene lo que se merece", y un largo etcétera... Todos sabemos de sobra que estas normas no se cumplen. Entonces... ¿Para qué fingir que nos importan? ¿Por qué tener miedo a lanzarse a la psicina? ¿Acaso no sabes nadar? Eufemismos, medias verdades... Si te gusta, si lo deseas, acuéstate con tu amigo y disfruta, enamórate y sufre, y vive. Vive sin más. Los juegos son para los niños. Y aunque yo tenga cara de niña no lo soy. Diez años en cada pierna y cero en mi cabeza. ¿A que lo disimulo bien?
Los límites son para la gente con miedo. Alguien (no recuerdo bien quién era) me dijo "No se le pueden poner diques al mar". Oh, que cierto... El mundo es demasiado grande; mucho que ver, y muy poco tiempo. Vamos de viaje; con una mochila me basta. El resto lo pones tú y nuestro Destino (mayúscula intencionada). Por tierra, mar aire o por sueño. ¿Qué más da? Cuanto más pienso en todo lo que me rodea más pequeña me siento. Y más libre. Pasarlo bien, jugar, divertirse, disfrutar, gozar... ¿Para qué pensar? ¿Qué está Bien y qué está Mal? De cada vez más son conceptos difusos. Yo he decidido que ya no voy a pensar mucho en ellos. Haré una cosa: simplemente vivir. Si quiero volver a mi casa a la mañana siguiente, vuelvo. Si quiero filosofar, filosofeo. Si quiero decirte que te llevaría a mi cama hasta Dios sabe cuándo, te lo digo... ¿Qué importa eso? Oh, ¿he sido irreverente? Desde aquí pido perdón a las monjitas que me "educaron" en esto de la pureza y la castidad, pero el sexo con seso está muy bien, que queréis que os diga. Y más si el deseo es mútuo. Recuerda: quid pro quo...
¿Qué va a pasar mañana? Ah, yo qué se. Sólo sé lo que pasara dentro de unos minutos, y a veces ni eso... En relación con las cosas mundanas no pienses, es malo. En tu yo interno sólo actúa. Acción- reacción. Y ya está. Tan simple como eso. Hoy es hoy y yo no pienso perdérmelo. Mañana, ya veremos.
Me despido con una frase que he leído hoy en un fotolog y me ha gustado mucho: La felicidad no es hacer lo que quieras, sino querer lo que haces... Del señor Jean-Paul Sartre. Dicho fotolog ha sido el que en parte me ha inspirado la entrada de hoy. Frases inconexas pero con un sentido abrumador. Mirad y disfrutad: http://www.fotolog.com/ieje

Sonando: The Editors: The Racing Rats




martes, 22 de abril de 2008

Dragandel y sus habitantes...




Las gentes de Dragandel

Los habitantes de Dragandel vivían básicamente de la agricultura y poseían espacios abiertos dedicados a tal fin. Al lado de estos espacios abiertos también había una especie de fortificaciones.

Las casas eran de piedra seca y el tejado solía ser de paja. El camino principal, que daba al puerto, atravesaba todo el pueblo, y adquiría la forma de puente para cruzar el riachuelo que se situaba cerca del bosque.

Aparte de la agricultura, los pobladores de Dragandel se dedicaban a otras tareas de tipo artesanal, como pueden ser la construcción de carros, la zapatería o el trabajo del lino o la lana. También había artesanos expertos en objetos rituales, que fabricaban las estatuillas que luego servían de ofrenda a los dioses. Sin embargo, si había algo en lo que destacaban era en la orfebrería. Los maestros orfebres de Dragandel tenían fama por todo el territorio; todo caballero prestigioso que se preciase había forjado y decorado su espada en Dragandel. Las empuñaduras de las espadas adqurían la forma de dragones, y en sus esquinas las escamas se tornaban hojas de sauce, árboles comunes en la zona del lago. En las hojas los orfebres grababan rayos, hiedras, y otros elementos vegetales y propios de la naturaleza, pero también seres fantásticos y símbolos de los dioses, para que acompañaran a los guerreros en sus campañas. Del mismo modo que las espadas, también se decoraban cascos y armaduras.

Se trataban de gentes alegres, muy dadas a las fiestas y a los banquetes. En este tipo de reuniones, bebían vino importado de Grecia, pero que más tarde fabricarían ellos mismos, pero también cerveza realizada a base de hierbas y la hidromiel más sabrosa de la zona. El estado de embriaguez no era un motivo de ridículo, sino que era una señal de ser despreocupado y de saber apreciar los momentos de ocio y esparcimiento. De hecho, algunos han llegado a afirmar que han visto al mismísimo rey, Dorthon Moldred, en tal estado…

Los habitantes de Dragandel tenían un alto sentido del honor, impulsado desde la estirpe legendaria de los Dorthonion, la familia del rey, que gobierna las tierras desde tiempos inmemoriales. No se contemplaba hacer daño al prójimo con la finalidad de una venganza y, en caso de oprobio, el ofensor debía responder por sus actos. Era un pueblo pacífico, con muy pocos altercados, salvo algunos ocasionados por el exceso de alcohol. Ni tan sólo con los extranjeros había poblemas, ya que éstos eran muy bien recibidos y acogidos con gran hospitalidad.

En fin, un reino con paz en unas tierras de paz… ¿Qué podría perturbar la calma de Dragandel?



Los Ecos de Dragandel. De Las Crónicas de Gràdh y otras Historias Perdidas

sábado, 19 de abril de 2008

Tierra de Dragones

Hito del pueblo picto, en Escocia
Irvine, en Ayrshire, al oeste de Escocia.


Dragandel


Dragandel son unos hermosos terrenos situados al sur de Escocia. Rodeados de verde por doquier, limita al norte con un hermoso y enorme lago. Esos límites son peligrosos, ya que están cargados de conjuros mágicos. Es allí donde habitan los druidas, alejados de la población y velando porque nadie se persone en esos límites durante mucho tiempo. Cerca de esos límites, ya hacia el este, hay algunas casitas dispersas de los que alguna vez fueron nómadas, pero que al contemplar la belleza de esas tierras decidieron acabar con su vida de peregrinaje.
En el centro del reino se halla el pueblo. Sus casas son pequeñas, hechas de piedra por sus propios habitantes. El núcleo de dicho pueblo es la plaza, donde cada semana se celebra el Mercadillo de Especias, muy conocido incluso por gentes de otras comarcas.
Los habitantes están ya acostumbrados a recibir la visita de extranjeros, que viene de paso a estos lares; por ello en el pueblo hay un gran número de posadas para tal fin.
Casi en las afueras de ese núcleo de habitantes se hallan las tabernas, donde no sólo hombres, sino también mujeres acuden a degustar las maravillosas cervezas de la región. Allí además la hidromiel corre a raudales, y el acto de beber se convierte prácticamente un ritual donde ricos, pobres, alegres, tristes y olvidados dejan correr por sus gargantas los líquidos fermentados, ya sea para olvidar, para incrementar la alegría o para paliar un dolor.
Al sur de Dragandel se halla el majestuoso castillo del rey, Dorthon Moldred. Su mujer, Amandine Caladrian, murió al poco tiempo de nacer su hija, Ireth of Dorthonion. A la muerte del rey, Ireth está llamada a heredar el legendario trono, continuando con la saga del nombre de su padre...

Cuenta una hermosa leyenda que Dragandel recibe tal nombre porque en una Antigüedad ya muy muy remota, los dragones, después de largos viajes, andanzas y luchas, acudían a este rincón del mundo a reposar y a beber del limítrofe lago. Permanecían allí largas temporadas. De hecho, se ha llegado a decir que iban allí a procrear y también a morir, y que de sus sangre brotaron los bosques del reino. Ahora sólo queda el recuerdo, el mito o la Historia, pero no faltan los más ancianos del lugar que afirman que algún día volverán los dragones a reclamar ese territorio que, ciertamente, alguna vez les perteneció...



Las Crónicas de Gràdh y otras Historias perdidas. Los Ecos de Dragandel




miércoles, 16 de abril de 2008

El Sauce Albino













Ireth caminaba con los ojos empañados en lágrimas, pisando las hojas de los árboles que, acartonadas, caían sin cesar como si de lluvia se tratase. Corría a ver al sauce, su viejo sauce, que tantas veces había abrazado en sus momentos de tristeza. Ireth sentía ahora esa tristeza correr por sus venas, ese ahogo que impedía que el corazón le bombeara con normalidad.
El viejo sauce no era un sauce cualquiera; en lugar de tener las hojas verdes, éstas eran blancas y pálidas. Las leyendas dicen que, una época que nevó copiosamente, el hallarse en un lugar mágico (en los límites del reino, al lado del lago), el sauce adquirió el color de la nieve y así quedó por siempre, como señal de dicho límite.
Allí estaba cuando llegó Ireth, pero no estaba solo: sentado a la sombra, Chrétien tocaba algunas notas con su cítara. Al verla paró y la depositó en el suelo.
Ireth estaba sorprendida y desconcertada; Chrétien no había ido allí por casualidad y hasta ese momento nadie sabía del sauce como refugio de la muchacha.
- Te preguntarás que estoy haciendo aquí... Sé muy bien lo que significa este lugar para ti. Sé que vienes a este lugar desde hace tanto, que el sauce ha crecido con tus lágrimas Conozco más acerca de tu ser de lo que tú misma crees, pero al mismo tiempo me desconciertas, princesa– Ireth iba a hablar, pero Chrétien se lo impidió– A veces creo que lo veo todo en ti, y otras me da la sensación de que hasta una roca sería mas cristalina que tú. ¿No ves, Ireth, que suspiro a cada paso que das? ¿Que me desvivo por saber qué piensas y sientes? ¿Acaso no ves mi reflejo en tu corazón?
Ahora percibo tu sufrimiento, pero no puedo ver más allá de tu dolor. Puedes hablarme, contarme lo que te aflige. Yo podré darte palabras de aliento, y no este triste árbol.
Silencio. Eso es lo que obtuvo Chrétien por respuesta. El viento mecía las ramas del sauce, que se movían a la par que los largos cabellos de Ireth. Al fin, ésta dijo:
- Jamás llegarías alcanzar el entendimiento de mi pena... Sólo él, el Sauce Albino, lo entiende todo. Encierra algo que no alcanzo a ver, pero que siento con cara caricia de sus ramas, con cada susurro que me proporcionan sus hojas. Hay algo en él que ni tú ni nadie podrá ver...


Las Crónicas de Gràdh y otras Historias Perdidas: los ecos de Dragandel



Vídeo: la Nana del Sauce. Priscilla Hernández

martes, 15 de abril de 2008

Las Crónicas de Gràdh y otras Historias Perdidas

Hola a todos:

Esta entrada me hace muchísima ilusión y a la vez me emociona, porque os voy a presentar mi primer ( y espero que no último) ciclo de cuentos, Las Crónicas de Gràdh y otras Historias Perdidas. ¿Por qué este nombre? Gràdh en gaélico-escocés significa amor y en mi universo toma la forma de un dios. En los cuentos del ciclo, el Amor va a estar siempre presente, no sólo hacia personas, sino también a objetos, paisajes, ideales, causas perdidas...
El primer cuento que conforma este ciclo se titula La Leyenda de la Dama Blanca, un cuento que ya tengo terminado, pero que ahora debo pulir y ampliar (gracias a todos aquellos que me dieron ideas, las tengo muy presentes). El cuento trata de un pirata, Laureont, otrora temido, y que ahora emprende un peligroso viaje, el último para él, en búsqueda de un tesoro, bajo el peso del dolor por un amor imposible y el yugo de un nombre: Berenice.
El segundo cuento se va a titular Los Ecos de Dragandel, el cuento celta del que os he hablado. Dragandel es una tierra en el centro-sur de Escocia, denominada así porque los dragones de las tierras adyacentes, después de sus largos periplos, iban allí a descansar. El rey de Dragandel es Dorthon Moldred y la princesa Ireth of Dorthonion, una muchacha muy muy misteriosa pero que a pesar de ello es muy querida por todos. Ese mismo misterio ha sido el que ha enamorado a Chrétien de Pickmarillion, un apuesto joven de origen humilde que con su cítara toca las más hermosas canciones de amor. Todo ello bajo el contexto de una sociedad celta de la Tardoantigüedad, con su consejo druida, sus runas y demás elementos mágicos.
Espero que la lista de cuentos para este ciclo siga creciendo...
¿Por qué ha surgido todo esto ahora? Hace muchísimo tiempo que la idea me ronda por la cabeza, pero últimamente me han sucedido cosas y he sentido otras muchas otras que me han abierto la mente, el alma y el corazón de tal manera que han hecho que naciera este ciclo de cuentos. Me hace muchísima ilusión; los que me conocen un poquito saben que escribir es de las cosas que más me gustan en esta vida. Creo que el escribir en sí no es difícil... Para mi el auténtico don, la verdadera magia consiste en transmitir un mensaje, cualquiera que sea. Si sabes transmitir con tus palabras, entonces tienes un don...
Iré colgando por aquí cosas de los cuentos y de todo lo que se me vaya ocurriendo de Las Crónicas. Espero que os guste leerlas y os pueda transmitir todo lo que me ha hecho escribir los cuentos.


Saludos desde otros mundos:


Macsand.

Mallorca Fantàstica

Bueno, como ya os dije, voy a hacer un resumen muy muy personal de lo que han sido estos 5 días de Mallorca Fantàstica para mi.
El miércoles empezó con unas proyecciones (El final de la Ruta... qué gran corto, si señor), entre las que se incluía Tirant lo Blanc. Lo cierto es que yo ya la había visto, pero nada comparable con verla al lado de Pablo, con Joan Arbona y su politono del pájaro loco sonando en las escenas más eróticas con el señor Biel Pol gritando a viva voz ante la discutida bella desnudez de Victoria Abril... En fin... Lo mejor de todo es que yo llegué a mi casa a las 3 y algo de la mañana.
Al día siguiente había más proyecciones de cortos, y el viernes más de lo mismo, con la conferencia de Francisco Argente sobre leyendas y mitos de las Baleares. Me gustó tanto que un domingo de estos vamos a ir a su casa de Montuiri a divagar durante horas del mundo céltico. Me encanta.
El sábado vino la marcha. A las 8 de la mañana estábamos Christian y yo en la Misericordia, Christian con ojos de sapo y muerto de hambre y yo en mi mundo (me había dejado el móvil en casa). Cogimos el coche oficial (que vaya pedazo de coche) y de camino al aeropuerto a buscar a Vicente Aranda (¡señor Aranda, señor Aranda!) y a Nacho Ares. De allí al hotel, del hotel a la Misericordia, a Palma, vuelta al aeropuerto (bocata de tortilla en la cantina incluido), otra vez al hotel y de allí de nuevo a Palma... Llegué a tiempo para escuchar la conferencia de Nacho Ares, ponerme histérica con la mía y... Ale, de conferenciante con Aranda, el pelirrojo Morellón y Cristina Puig ¿Balance? Para haber improvisado no estaba mal... Exceptuando los gestos a lo controlador aéreo de Toni, todo bien.
Y bueno, en este apartado agradecer las funciones de copiloto que hizo Chris, acompañándome todo el día de arriba para abajo con esta gente y haciéndome más amena la travesía con sus ¿inteligentes? ocurrencias... Es broma, hombre.
La noche llegó con una dimoniada bestial (ahí tenéis alguna foto) y vuelta a la cama a las 3 y media de la mañana... Ains, me gusta trasnochar...
El domingo estuve toda la mañana con Nacho, Toni, Chris y Alex. Estuvimos intentando calmar a Christian sin éxito, pero finalmente bordó su participación en el coloquio (esta frase me ha quedado tipo crónica de diario). Por último, la gala de clausura con Priscilla Hernández y la entrega de premios. Nuestro alabado Alex se llevó un premio por su obra Caecus. Eres un maestro de la pluma, querido ángel pelirrojo de la oscuridad (lo digo por las alas negras que se puso al salir... Es que ya era medianoche y a esas horas somos duchos a decir/hacer tonterías...
Creo que no me dejo nada... Y si me dejo algo, es totalmente a conciencia...
Próxima entrada: seguimos con el cuento del reino de Dragandel...

lunes, 14 de abril de 2008

Más fotos


Aquí tenéis una muestra de lo que fue la Dimoniada (Cris, Christian y yo lo pasamos realmente "mal" viendo cómo perseguían a la gente... De hecho a mi me persiguió uno) y en la otra salimos Cris, Priscilla y yo ^^. ¡Pronto más!

Ireth

Ni siquiera los rayos del sol rozando las montañas
ni los montes, ni las costas,
alcanzarían belleza tamaña.
Tus largos cabellos al viento lanzan figuras angostas
y tus labios ocultan la dulce hidromiel.
Sueño cada noche con el camino de tu piel,
que recorro bajo la luna hasta el amanecer.
A tu lado yo no entiendo de tristezas o pesares
y al contemplarte compongo los más hermosos cantares.
¡Oh! ¡Mírame! ¡Escúchame!
Tu indiferencia es el mayor de mis males.
¡Ámame! ¡Enamórate de mi!
Si eso algún día ocurre,
mi alegría correrá a laudales...
Chrétien de Pickmarilion

Este personajes es uno de los principales del nuevo cuento que estoy escribiendo, y el poema es para la persona de la que está enamorado, Ireth of Dorthonion, del reino de Dragandel...

fotos




Aquí dejo unas fotos que me ha pasado Nacho Ares del día de ayer. En breve iré colgando las que hice yo. ^^

La clausura

Hola a todos
Después de un tiempo sin actualizar aquí estoy otra vez. Ayer fue la gala de clausura de Mallorca Fantàstica 2008. Ya dije que haría un análisis detallado de todo lo que han sido estos días, pero voy a empezar por el final, ya que la coherencia no es mi fuerte ( y nu me gusta demasiado). Ayer tuvo lugar el concierto de Priscilla Hernández en dos partes: la oscura (the ghost) y la de la luz (the fairy). Hubo algunas canciones que me gustaron, pero me voy a quedar con una: But if you go. Aquí os dejo la letra, que para mi gusto es muy bonita y está cargada de mucho significado.
Mañana pondré más (ahora no tengo tiempo... Estoy en unas jornadas de la República...qué ilu...:S)


You've become my sweet obsession
sometimes a gift, sometimes a curse
I hear no other voice than yours
why do I feel so weak and so unsure...
if I can ask for more?

We both know certain feelings have no name
but do we fight? or do we pray?
oh fate may bring another chance again!
my heart explodes in joy then hesitates
feels like beating to death

I won't question how long it may last
but I wonder if you still care for me
Let me worship all the time we have
and remember you're always free to leave
But if you go away from me
please let me think at least
that if I lose all faith in myself
you're there to believe in me
if I lose all faith in myself
you're there to believe in me


Priscilla Hernández. But if you go.

domingo, 6 de abril de 2008

Deseo



Donde se acaba mi boca
empezarán tus labios,
comenzará el momento
cayendo en la rutina.
El movimiento tan mojado,
tan urgente, tan seguro, tan ausente.

Tan pausado,
me has mojado,
me has mojado,
me has mojado el corazón por un instante,
tan ausente, tan pausado,
me has mojado el corazón por un instante.
Iván Ferreiro. Canción mojada.



¿Qué es el Deseo? Una pasión irrefrenable que quema las venas como el ácido y corrompe cualquier posibilidad de pensar con claridad.
Cuando dos miradas se hablan, dos bocas se juntan y dos cuerpos hablan el mismo idioma, no hay nada que impida que el Deseo nuble las cosas... Pero también las haga más claras.
¿Alguna vez has experimentado un Deseo tan fuerte que te ahoga y se aprisiona? ¿Alguna vez has sentido ese Deseo contenido, la ansiedad de tener que controlar tus verdaderos Deseos? Es una situación complidada...
El Deseo te introduce en una espiral de emociones, de sentimientos, y terminas por no acordarte ni siquiera de lo que pensabas antes. Es algo peligroso, pero irresistible. Una y otra vez, sin parar, no queriendo terminar el momento, enganchado a ese borbotón de locura que invade tu interior... Bienvenido a la espiral.
El Deseo se toca, se muerde, se saborea y no puedes decidir cuándo empieza o cuando acaba. si se apodera de ti, lo sientes siempre, con mayor o menor intensidad, pero siempre está ahí...
Ahora que sabes lo que es el Deseo... ¿Entrarías en la espiral?

Imagen: el personaje de Deseo del comic The Sandman, según Neil Gaiman

viernes, 4 de abril de 2008

Canción Húmeda

Seguramente sabéis lo que es oír una canción y notar como el corazón se os acelera y se os pone la piel de gallina... Esas canciones cuyo mensaje es perfecto, tanto que hasta visualizáis aquello a lo que os incita la canción, el momento ideal en que la escucharíais... Pues eso me ha pasado con esta canción de Ivan Ferreiro, llamada Canción Húmeda. La letra es realmente impresionante y cómo la canta ya ni hablemos... Es una canción que me dice mucha cosas, y me sugiere todavía más. Sí, se me ocurren muchas situaciones y momentos en las que escucharla :)
Ahí os la dejo. Espero opiniones...








Y aunque el agua nos separa
y nunca llegamos a tocarnos,
me zambullo, resbalo,
me enrosco y buceo, abro la boca,
y cierro los ojos, reduzco mi espacio al tuyo,
tu mundo, tu agua.

Tus huesos, crujientes como tus besos,
culpables de mis excesos,
la noche no dirá nada
si tú no te quejas.

Donde se acaba mi boca
empezarán tus labios,
comenzará el momento
cayendo en la rutina.
El movimiento tan mojado,
tan urgente, tan seguro, tan ausente.

Tan pausado,
me has mojado,
me has mojado,
me has mojado el corazón por un instante,
tan ausente, tan pausado,
me has mojado el corazón por un instante.

Y aunque el agua nos separa
y nunca llegamos a tocarnos,
en cada susurro, en palabras que tocan tus oídos.

Tus huesos, crujientes como tus besos,
culpable de mis excesos,
la noche no dirá nada,
empezaran tus labios donde se acaba mi boca.
En cada susurro, en palabras que tocan tus oídos,
soy valiente, nos va a salir muy caro, tenlo claro.

Cayendo en la rutina,
el movimiento tan mojado
tan urgente, tan seguro, tan ausente.

Tan pausado,
me has mojado,
me has mojado,
me has mojado el corazón por un instante,
tan ausente, tan pausado,
te has mojado el corazón por un instante,
tan sagrado, tan paciente,
me has mojado el corazón, no tan valiente,
sí tan profundo, siempre caliente,
me has mojado el corazón y me he enganchado.


Iván Ferreiro. Canción Húmeda.

Secretos Deseos


http://www.travelingthephilippines.com/sadness_of_an_angel.jpg

Y yo te quité tu vestido de deseos
Hice un pacto con el cielo infinito bajo un suelo de hojas azules, mientras
te preguntabas como me llamaba...
Yo acariciaba tu nombre, y tú me disparabas piedras al corazón...
(...)
Y nos bebimos la noche, aquella botella duró
tanto como nuestros deseos,
que nacieron muertos...
Y yo te quité tu vestido de secretos
Hice un pacto infinito con el suelo bajo un cielo de hojas azules, mientras
te preguntabas cómo me llamaba...
Yo acariciaba tu nombre y tú me disparabas piedras al corazón, pisando charcos
Y nos bebimos la noche, aquella botella duró
tanto como nuestros secretos
que nacieron muertos, o murieron recién nacidos,
como quieras decirlo...

Iván Ferreiro. Secretos Deseos