lunes, 3 de marzo de 2008



y desde mi casa grito
que aunque pienso en abrazarte
que aunque pienso en ir contigo
el doctor me recomienda
que no me quite mi abrigo
que no esté ya más contigo
y yo no puedo negarme pues
el tipo soy yo mismo
estudié mientras dormías
y aún repaso las lecciones una a una
cada día
yo no puedo aconsejarte
ya es muy duro lo que llevo
dejemos que corra el aire
y digámonos adiós.

4 comentarios:

Extensus dijo...

Tienes un blog muy chulo. Lo guardo en favoritos para darme un garbeo por aquí de vez en cuando.

Berenguer dijo...

Tienes un estilazo y muy buenos gustos. Acabo de leer un libro de la autora que tienes enlazada, Joana Pol. Una maravilla. Yo también te guardo en favoritos. Me stoy haciendo un blog con reseñas de mis libros favoritos, ya te enlazo cuando lo tenga listo.

Blasquito dijo...

Espero que almenos pueda arrancarte una sonrisa, desde lo más lejanos, alguien que te desea dar un abrazo bien fuerte.
No sabes cuanto anhelo el momento de volver, echo de menos mi familia, mi casa, a tí.
Me sabe muy mal no estar fisicamente a tu lado, pa decirte que no estás sola, ya se que no soy gran cosa, pero bueno, espero que te sirva de algo mi amistad.
Amistad que por cierto es inquebrantable. Para mí los errores no cuentan, para mí los malos momentos se van a la basura, para mi lo que mas cuenta es lo que me llena estar a tu lado, todos los buenos momentos, y lo malos momento s en los que tu has estado allí para darme un abrazo. Y recuerda, que tontos son los que lloran (tontos somos los dos), pero los tontos también reimos, buscando juntos nuestro camino a la felicidad.

Un Besito Muy Fuerte¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Anónimo dijo...

He llegado aquí siguiendo un coment en otro blog. Prefiero dejar mi coment como anónimo, porque tan sólo deseo ofrecer un mensaje de ánimo a Favole; parece que he conocido su blog en un momento muy duro, y hay mucho dolor aquí, aunque también mucha voluntad y bravura.

Admiro la valentía, todo el mundo la admira. Pero también aprecio la capacidad de sentir dolor. ¿Cómo puede haber valentía sin dolor? Pero siempre llegan tiempos mejores. Especialmente para aquellos que saben luchar por ellos. El dolor es como un cristal mágico que nos muestra a quienes de verdad están a nuestro lado. Hay gente que no comprende a los que no huyen del sufrimiento, pero quien no ha sufrido jamás NUNCA sabrá si realmente es amado.