sábado, 8 de marzo de 2008

Leyenda tibetana

Dejo aquí una leyenda tibetana que encontré hace poco y que me encantó...


Según una antigua leyenda del Tibet, el alma, el ser, está dividida en siete lenguas de fuego y cuando naces las recuperas todas, menos una. Dicen que encuentras la restante en aquella persona que la contiene cuando ésta porta sobre su hombra la dicha llama de fuego.
Esa "llama de fuego sobre el hombro", lógicamente simbólica es cuando ves en aquella persona una conexión casi total con todas y cada una de las partes de tu cuerpo. Es como tu otro yo. El carácter, las aficiones, la forma de ser... Eso es la llama de fuego, y según esta leyenda, cada uno tiene esa trocito de nuestra alma en otra persona, llamada a unirse a nosotros y completar y el "puzzle" y formar parte de nuestra vida para siempre...



Bonito, ¿no? ¿Pensáis que puede ser cierto?

1 comentario:

Darka Treake dijo...

Me parece una leyenda muy bonita...
aunque lamento ser el escéptico que ha caído por aquí...

No creo que sea así, lo que no quiere decir que no me gustaría que lo fuera...

1bsito!
Darka.