martes, 5 de febrero de 2008

Amare non amatum


"[...] Al ser humano le atrae más aquello que le resulta imposible de alcanzar"


Iban paseando por la calle. Ella observaba su pelo rubio brillar bajo la luz del sol. Estaba muy pensativa y eso a él le llamó la atención, ya que pocas veces se callaba.
- ¿En qué piensas? Es raro que no hables durante más de 10 minutos...
- Pues... Pienso que... Si ni tú ni yo tuviéramos a alguien que nos está esperando... Seguramente me habría enamorado de ti.
Él se quedó boquiabierto. Intentó decirle algo, pero las palabras no le salían. Ella, consciente del efecto que su comentario había provocado, le dijo:
- Pero por lo visto la vida de momento nos tiene reservado otro camino, ¿no? El ser humano es muy caprichoso; le atrae más aquello que le resulta imposible de alcanzar...
Él intentó reponderla, pero estaba desconcertado.
- Y... y... ¿Por qué te enamorarías de mi?–acertó a decir al fin.
- Hombren el aspecto físico es obvio–sonrió ella– Pero también eres muy atento, cariñoso...En fin... Aquellas cosas que en teoría son fáciles de sentir pero muy difíciles de poseer... Es complicado explicarlo. Además, hablamos sobre algo que en teoría no ocurrirá...
Él se sorprendió de su propia conducta: ella tenía, en cierto modo, razón.
- Pero bueno, hablar de esto es absurdo, al menos así.
-¿¿Por qué??– Ahora sí que se había perdido.
Ella esbozó su enigmática sonrisa, que la hacía muy atractiva
- Porque está más que demostrado que no se puede filosofar sin tener delante una buena cerveza.
Él sonrió y reemprendieron la marcha, esta vez hacia el bar al que siempre iban. Ya no sólo dejó de pensar que estaba loca, sino que se propuso meditar muy bien todo lo que había dicho...

No hay comentarios: