jueves, 13 de diciembre de 2007

Incursión en la radio

¡Hola!
Como el título de la entrada indica, ayer tuve mi primera experiencia radiofónica en el programa de Ib3 de Sandra Llabrés 3deNit. Intervení dentro del apartado de Joana Pol "El racó literari". Fue muy interesante; me hicieron una entrevista, se habló un poquito de mi y leyeron un relato mío, muuuy bien ambientado, por cierto. Ahora lo subiré aquí al blog.
¿Balance de esta experiencia? Tremendamente positivo. Los que me conocen saben lo que me gusta la radio, y poder ver cómo funciona, desde dentro, me encantó. Fue muy interesante.
Nu os podéis hacer a la idea de lo que supone que por primera vez tomen en serio lo que escribes y lo que te gusta escribir. Nunca antes me había pasado. Además, se dejó entrever ayer la posibilidad de que participara en el libro conmemprativo de Mallorca Fantàstica, ja que a Joana le gustó mucho mi trabajo. ^^
Hablando de Mallorca Fantàstica, la première está confirmada. Será el día 11 de enero a las 19:30hrs en el Gran Hotel de Palma. Está de más que os diga que no faltéis :P
Creo que éstas son todas las novedades. Me esperan unos días largos de encierro en la biblioteca, porque quiero preparar los dossiers de los trabajos de clase antes de las vacaciones de Navidad, y además quiero avanzar mucho en los libros de lectura. Estas vacaciones me gustaría leer algo de lectura "no académica", como el libro de Lovecraft que me compré ayer con Cris o el de Benedetti.
Aquí abajo os adjunto mi relato, que leyeron ayer noche. Es un vampiro que escribe una carta de suicidio a la mujer que ama. Espero que os guste ^^





I was alone, Falling free,
Trying my best not to forget
What happened to us,
What happened to me,
What happened as I let it slip.

I was confused by the powers that be,
Forgetting names and places.
Passers by were looking at me
As if they could erase it

Baby did you forget to take your meds?
Baby did you forget to take your meds?

I was alone,
Staring over the ledge,
Trying my best not to forget
All manner of joy
All manner of glee
And our one heroic pledge .
How it mattered to us,
How it mattered to me,
And the consequences

I was confused,
By the birds and the bees
Forgetting if I meant it .

Placebo. Meds.


En alguna parte, 31/12/2007

Querida mía:

Sé que esta manera de comunicarte las cosas te resultará muy extraña. No suelo dar las noticias de una manera tan fría, aunque sabiendo lo que soy resulte un poco paradójico. Lo cierto es que cuando leas esto tal vez ya no esté aquí para decírtelo cara a cara. Lo más curioso de todo es que tú tendrás mucho que ver en mi partida.
Hace ya mucho que nos conocemos, y quizás ello sea la causa de todo esto. Somos dos seres diferentes, pero como tú muy bien sabes eso no fue motivo para entrelazar una relación que ahora se ha hecho demasiado complicada.
Todo empezó cuando te vi en aquél callejón oscuro. Sola, desamparada, víctima total de lo que aquella especie de monstruo decidiese. Antes de llenaba de rabia el pensar que uno de los míos quería acabar contigo de la manera más vil y rápida posible, pero ahora mis pensamientos se entremezclan y confunden, y me da pánico decir ahora lo que pienso.
Ciertamente, en ese momento te salvé la vida. No me preguntes si fue un acto innato que responde a algún retazo de humanidad en mi interior o porque realmente, bajo mi condición de vampiro, era perfectamente consciente de que tu vida corría serio peligro.
Tuve que ser bastante altivo contigo, puesto que cuando te percataste de que yo era lo mismo que había estado a punto de matarte ahora te llevaba a saber dónde.
Con el tiempo, me hice una especie de protector tuyo. Yo sabía que eras un ser humano, tú sin duda conocías lo que era, y juntos abríamos y cerrábamos las noches. No me atrevo a decir si me enamoré de ti, pero deseaba que se fuera el sol para acercarme a tu ventana y despertarte con un suave susurro. No eras una mortal más, eras y eres especial. Mi yo como vampiro quedó en un estado anormal de letargo, y mis horas de caza empezaron a reducirse considerablemente. Pero ahora todo ha cambiado.
Ahora tengo miedo. Miedo a mi mismo, miedo a lo que soy, miedo a lo que eres. No sé controlar mis emociones ni mis sentimientos. Ya no recuerdo qué es tener a alguien delante sin querer apoderarme de su vida. Y tengo miedo porque hace un tiempo empecé a sentir lo mismo contigo. A veces, hablando contigo, oyendo tu voz, siento deseos de tomarte, de sentir como vas perdiendo tu vida lentamente, y como ésta ve penetrando lentamente por mis oxidadas venas. Siento deseos de ver como te desfalleces en mis brazos hasta exhalar tu último aliento. De repente despierto de ese sueño y te observo, tan dulce, tan delicada, tan... mortal...
Por ello, mi dulce amor, creo que es de vital importancia que desaparezca de tu vida antes de destruirla para siempre y sin remedio. Desaparecer quiere decir morir, y morir para un vampiro quiere decir fuego.
El fuego, elemento purificador donde los haya, es la única manera de que un vampiro pueda morir. El fuego me hará desaparecer de este mundo en el que hago que estés, ya ahora, en un peligro perpetuo. El fuego elevará mi ser a un estado en el que ya no pueda perjudicarte. Y es aquí donde necesito tu ayuda.
Cierto es que puedo morir con el fuego, pero si mis restos, mis cenizas, no se esparcen por lugares diferentes y muy lejanos entre sí, es más que posible que regrese, y la forma que pudiera adaptar cuando lo hiciese, créeme, no serían nada benévolas; lo que soy ahora no es más que una mera sombra de lo que podría llegar a ser. Por eso te pido, amor mío, que una vez que el fuego haya consumido mi cuerpo, recojas mis cenizas con sumo cuidado y las repartas por los mares, por los bosques, por toda tierra lejana que se te ocurra. No quiero volver a aparecer por tu vida, porque sé que algo terrible podría ocurrir...
Sé que lo que pido tal vez sea demasiado, y que ahora mismo sentimientos como la incomprensión o la tristeza recorran tu cuerpo ahora mismo. Mi decisión ha sido tan terrible de tomar, que para hacerlo tuve que huir de la ciudad, marcharme lejos y dejar que mis lárgrimas sanguinolienas fluyeran por mi rostro mientras contemplaba por última vez la inmensidad del océano. Saber que no iba a volver a verte más me causaba mil veces más dolor que el no volver a ver el mundo que me rodeaba.
Ahora ya la noche tan sólo será un recuerdo de lo que yo fui. La luna reflejará mi rostro para pienses en lo que fui: un monstruo que odiaba la luz del sol y que puede decirse que desapareció gracias a ella.
Ahora el cielo nublado, mientras derrame la lluvia, te recordará la tristeza que yo emanaba, a los momentos en los que me hablabas y no respondía, en los que mis ojos brillaban como fruto de mi sobrenaturalidad. Esa tristeza se evaporará y subirá a los cielos.
Te pido por ello que pienses en mi, porque sé que esos pensamientos llegarán a dónde esté.
Establecimos una conexión inusual; ahora que yo no estaré, podrá hacerse de igual modo.


Me despido así, hermosa mía, con un poema que te dará pistas sobre dónde terminaré con mi apenada existencia, que sólo tú has podido iluminar tenuemente:



Soy una pesadilla, vagando en lo oscuro.
Mi voz grave se oye cuando aparece el señor Nocturno.
Espérame y suéñame donde te veía al caer el Sol,
donde el amor, la muerte, el desespero, el dolor,
tenían y tienen todo el mismo color.


P. D.: te pido que no le reveles a nadie mi acto de extinción. Ellos, aquellos a los que tú ya has visto y conoces, no entendían jamás el por qué de mi decisión y, en todo caso, te verían culpable de ésta.
No temas nada, nunca tengas miedo. Yo siempre estaré ahí. Soy un Hijo de la Noche, y siempre estaré formando parte de ella. En cada estrella, en cada gota de rocío, contiene un trocito de mi ser, algo de mi esencia. Tenlo siempre en cuenta, y nunca sientas miedo por la Oscuridad y la Muerte.
Como dijo el sabio Aristóteles: “El miedo es aquel sufrimiento que se experimenta ante la evidencia de un mal” ¿Qué mal puede acaecerte, amada mía, si me marcho para no dañarte, pero estaré siempre contigo? Curiosas paradojas. Es todo lo que puede ofrecerte un ser que no está muerto, tampoco vivo, pero que en breve morirá definitivamente.



Te amo, mi hermoso mortal...

No hay comentarios: